Los Mandalas son figuras de arte sagradas provenientes de la cultura india y tibetana. Colorear estos diagramas es una gran herramienta para calmar nuestro espíritu ¿Te animas a probar?

Ads

Pintar las figuras geométricas llamadas Mandalas es una de las técnicas de relajación que están más de moda actualmente. Esta práctica proviene de Oriente, y se la considera una expresión de los sentimientos y la persona en su totalidad. Es la armonización a través de la figura externa, de las energías que circulan en nuestro interior. Estimula nuestros sentidos, la creatividad, y la paciencia.   


Ads

La palabra Mandala significa en sánscrito círculo o rueda. Estos diagramas pueden obtener infinitas formas y colores, siempre partiendo desde un centro. Así como para los budistas la función principal que poseen es la meditación, para otras culturas están relacionados con la sanación, la unión e integración

Al ser una actividad personal, concentrada, silenciosa e individual, su influencia benéfica se acerca a las características positivas de la meditación. Luego de realizar la actividad notaremos que nos sentimos más equilibrados, serenos, confiados y contentos con nosotros mismos.


Ads

Existen miles de tipos de Mandalas, la mayoría provenientes de la creación humana, buscando representar lo trascendente y divino de cada cultura. Pero en la naturaleza también podemos encontrar muchos Mandalas: ¡prueba cortando al medio un pomelo o una granada y verás! 

Para realizar la práctica de colorear Mandalas tienes dos opciones: si eres muy hábil puedes dibujarlos tú mismo, o sino, puedes tomar un modelo ya hecho y colorearlo. En la web hay muchos modelos que puedes buscar para empezar a trabajar en ello.


Ads

¿Cuáles son los principales beneficios de colorear Mandalas? 
  • Activan nuestros sentidos, agudizan la observación, y practicamos ejercitando la motricidad fina
  • Desarrollan la constancia y la paciencia
  • Ayudan a la concentración, la atención, y el desarrollo mental
  • Generan placer y autoconfianza

No hay limitaciones de edad, hay mandalas más sencillos y otros más complejos, de manera que niños y ancianos pueden ser incluidos en esta actividad.


¿Cómo realizar la actividad? 

Consigue todos los materiales y debes disponerlos en una mesa antes de comenzar. Es importante que no interrumpas para buscar algo que necesitas. Debes estar cómodo y relajado y disponer de tiempo, no es una actividad que se puede hacer con apuro, lo importante no es terminar, sino transitar el ejercicio.

Hay dos formas de hacerlo y puedes escoger libremente, y hasta alternar una y otra al cambiar de figura. Puedes hacerlo a veces de una forma y a veces de otra según tu estado anímico y lo que necesites.

Ads

 Si comienzas desde el centro hacia afuera es porque deseas sacar algo de ti, mostrar tus emociones, dejar de retraerte. Deseas ir hacia el mundo externo de manera amigable y pausada. 

Si comienzas de afuera hacia adentro, significa que quieres centrarte en ti misma para equilibrar tu esencia, buscar tu núcleo. Hay aspectos que quieres indagar sobre ti mismo.

No debemos ser perfeccionistas sino disfrutar la actividad, y una vez finalizada, coloca la figura en un lugar donde lo veas a menudo por dos o tres días, porque su influencia continuará