La Luna es realmente una viajera incansable. En los 28 días que dura su ciclo, recorre los doce signos del Zodíaco, deteniéndose en cada uno de ellos entre dos y tres días. ¡Veamos qué sucede cuando la Luna reina en Cáncer!

La Luna es realmente una viajera incansable. En los 28 días que dura su ciclo, recorre los doce signos del Zodíaco, deteniéndose en cada uno de ellos entre dos y tres días. Su influencia es inmensa en todos los ciclos vitales que se desarrollan.

Publicidad

Conocemos el efecto sobre el campo gravitacional, como sube el mar acercándose a la tierra, y luego se retira, para recomenzar el ciclo una y otra vez. De este modo, esta figura femenina, cual madre afectuosa y tierna, nos rodea con su abrazo pero luego interpone distancia y frialdad cuando llega el tiempo. Así interviene también en el área de los afectos, los sentimientos y las emociones. 


El 22 de Diciembre de 2018 a las 14 hs., ingresó al signo de Cáncer, en el que permanecerá hasta el día 24 de Diciembre de 2018, para migrar al signo de Leo. Veamos lo que eso significa desde el aspecto de la influencia astral.   

La Luna llena estimula las actividades realizadas en grupo, las reuniones sociales, laborales, familiares y de grupos de amigos. Todas ellas se verán estimuladas en períodos de Luna llena, y también todo lo relacionado con la comunicación. Si tienes alguna noticia para dar, algún proyecto o emprendimiento, alguna decisión importante que deseas comunicar a tus seres queridos, este es el momento en que será mejor recibido. Es especial su influencias para las reuniones en las fiestas navideñas, se verán beneficiadas por el deseo de vincularnos con nuestras personas cercanas.

Publicidad

Si realizas tareas relacionadas con la transmisión de ideas es tu momento, y si quieres dar una noticia de gran envergadura emocional para ti, te recomendamos que lo plantees siempre cuatro a seis horas antes del comienzo de la Luna llena, ya que su influjo acompañará de manera muy positiva el desarrollo de la misma.


No es momento para iniciar nada nuevo, pero sí para dejar atrás lo ya concluido. Si hay algo que te cuesta soltar, este es el momento. Ya sea un trabajo, un amor, una relación o una situación de conflicto, es momento de despedirse definitivamente, te resultará más sencillo de lo que crees. Y de esta manera no cargaras con lastre indeseado en el comienzo del nuevo año, ¡anímate!

Publicidad

Cuando la Luna reina en Cáncer, se favorece notablemente todo lo relacionado con el hogar y los sentimientos que en él se despliegan, con la mujer y la esencia de lo femenino, la sensibilidad y la amorosidad. También con la familia en general, y en ella se debe estar especialmente atento al rol de los adultos mayores, a quienes se deberá considerar especialmente iluminados como base y origen del tronco generacional.


 Es momento de acercarse a la familia y volver al origen, soltar la emoción para que fluya libre como las fuentes de agua que manan de la tierra. La Luna rige el agua y sus ciclos, desde el útero materno que madre y agua están unidos, así que si puedes acercarte al agua y realizar internamente un rito de inmersión en ella, estimularás intensamente la energía sanadora del cosmos.

La Luna llena despierta la capacidad de disfrutar, y estimula el contacto con la naturaleza. Es momento para fertilizar y abonar orgánicamente las plantas. 

Publicidad

No debes comenzar nada nuevo, no es tiempo de inicios sino de cierres. Puedes estar especialmente sensible, algo inestable, sentirte introvertido, estos aspectos son lunares y pasarán pronto, escucha tu voz interna y no te preocupes, estarás bien.


Es un muy buen momento para cambios positivos, el Sol en Sagitario los activa, ¡verás sus efectos benéficos casi de inmediato!