¿Haz probado meditar? Los beneficios de esta práctica son múltiples, por eso aquí te contaremos las principales técnicas de meditación para que las conozcas y pienses cuál se adapta más a tu estilo de vida ¡Anímate!

La meditación es una práctica muy antigua, especialmente desarrollada en los países de Oriente. Tantos son sus beneficios, y la simplicidad de su práctica, que se ha ido extendiendo a países de occidente. Ya la aplican en algunos colegios, en los ámbitos laborales y de la salud, y quienes la recomiendan van ampliando y perfeccionando su práctica.

Ads


En este artículo te contaremos los principales métodos de meditación para que los conozcas y pienses cuál se adapta más a tu estilo de vida.

¿Qué beneficios trae meditar?

Algunos de los beneficios de la práctica de la meditación son:

1. Disminuye el estrés y la ansiedad, potencia la serenidad interior

2. Favorece los procesos de autoconocimiento y reflexión

3. Tiene efectos benéficos sobre la salud y el sistema inmunológico en general. Aumenta la tolerancia al dolor

Ads

4. Ayuda a focalizar la atención y fortalece la memoria

5. Facilita la comunicación y los procesos de empatía con las personas

6. Exalta el optimismo, disminuye la visión negativa sobre las situaciones

No importa el motivo que te lleve a esta práctica, ya sabes que los beneficios serán múltiples. Aquí te contamos sobre los diferentes tipos de meditación, para que puedas pensar cuál se adapta mas a tu estilo de vida.

Ads


¿Cuáles son los 5 tipos de meditación que recomendamos?

1. Meditación Budista - Meditación Zen: A veces cuando hablamos de meditación imaginamos una persona sentada con las piernas cruzadas frente a ella, los dedos de las manos haciendo una posición Mudra (pulgar e índice tocándose) y los ojos entrecerrados. Zazen significa “meditar sentado” en japonés. Lo que llamamos posición del loto.  

Es el método más conocido, y se trata de mantener la mente en blanco y enfocada en el momento actual. Sentir la respiración y descartar toda imagen o pensamiento que se presente en nuestra mente. Según Buda, el problema de los hombres es no saber separar su mente. Esta es una herramienta muy valiosa pero sólo eso, y no debemos dejarla libre, no es uno mismo, por eso no debemos ser sus esclavos. Mantener la mente en blanco, en el presente, parece sencillo al decirlo pero es muy difícil de lograr. Requiere de mucha práctica, y llegar a mantenerse cinco minutos es realmente un gran logro para un principiante.

Ads

El Zazen es una práctica que puede modificar radicalmente nuestro bienestar espiritual. Se considera al Budismo una consecuencia del Zazen, de la meditación del Buda. La respiración debe centrarse en el vientre, y no en la nariz. Es habitual mejorar la técnica realizando el conteo de nuestras inspiraciones y espiraciones.


Ads

2. Meditación Vipassana: Es la meditación que utiliza la corriente occidental del Mindfullness, y consiste en tomar conciencia de nuestra respiración nasal, ver las cosas como son y mantenerse en el presente. Al limitarse a observar los pensamientos sin enjuiciarlos, se intenta separarse de sus connotaciones emocionales.

3. Meditación trascendental: Se basa en Mantras (sonidos) que deben ser repetidos para ayudar a vaciar nuestra mente de otros pensamientos. Tiene su origen en India y cada persona debe encontrar su Mantra propio. Esta meditación no se relaciona con ninguna religión, y se cree que actualmente es una práctica llevada a cabo por más de 15 millones de personas en el mundo. Se aconseja dividir su práctica en dos sesiones de 15 a 20 minutos cada una. En una posición cómoda, sin interrupciones.

Ads


4. Meditación Kundalini: En el hinduismo la energía Kundalini es representada simbólicamente por una serpiente que duerme en la región del primer chakra, en la base de la columna. Si esta energía es activada, conduce a procesos de iluminación. La meditación incluye técnicas de respiración, cánticos, posiciones yoga. 

5. Meditación del sonido primordial: Se basa en la repetición de mantras, que provienen de la tradición hindú. Es una frase o palabra o sílaba que se repite apoyando a la meditación. En la religión cristiana es el equivalente al rezo del rosario. Puede repetirse en voz alta o en silencio, y ayuda a encontrar la calma. Ayuda a organizar la meditación a las personas que suelen dispersar su pensamiento.