El Eneagrama es una herramienta de transformación para la evolución, la liberación y el entendimiento de la psiquis.  Un camino de autoconocimiento para el crecimiento interior. Sus orígenes se remontan a la tradición sufí. 

Se atribuye el redescubrimiento del eneagrama y su introducción en Europa a George Ivanovitch Gurdjieff, médico ruso que viajó por Oriente y conoció, según sus palabras, a los sabios que le revelaron La Verdad. Según Gurdjieff, el eneagrama es un símbolo universal del cosmos y, como tal, es una fuente de conocimiento basado en leyes matemáticas y físicas. Pero fue Óscar Ichazo, psicólogo boliviano y muy aficionado al ocultismo el que introdujo en el eneagrama la correlación de sus nueve puntos con nueve tipos de personalidad.

Según Ichazo, cada persona nace como esencia pura pero para sobrevivir se encuentra forzada a desarrollar una personalidad que será su ego. Alrededor de los 7 años de edad, se escoge uno de los 9 patrones básicos de pensamiento. Cada uno de estos patrones de pensamiento está conectado con un patrón de comportamiento.

Ads


Eneagrama en griego significa literalmente nueve lineas. Es decir que describe 9 tipos de personalidades, caracteres y los representa como los vértices de un eneagrama que asimismo se divide en tres triadas o patrones básicos de la personalidad.

Los 9 eneagramas son los siguientes:

1. La ira

Son personas que transforman su ira en normas, leyes y estudios. Buscan la perfección y hablan en términos de lo que está bien y lo que esta mal sin claroscuros, ellos lo tienen claro. En su estado más sano/consciente/maduro, son tolerantes y muy éticos.

2. Seductores

Representa a aquellas personas que seducen para sentir que el otro los necesita. Dan fingiendo no esperar pero precisan agradecimiento y tienen poca tolerancia al rechazo. Necesitan ser vistos. En su estado más sano pueden ser realmente altruistas y desapegados.

Ads


3."Yo soy lo que hago"

Este es su lema de vida. La vanidad se traduce en la importancia de la imagen que proyectan a los demás y la importancia de su autoimagen de gustarse a si mismos. Están muy identificados con su trabajo, y suelen conseguir lo que se proponen, brillando en ello desde la eficacia. En su estado más sano, son sinceros y muy productivos.

4. La envidia

Están pendientes de los demás, y creen que nunca tendrán aquello de lo que carecen. Conectados a los que le falta, a su carencia. La carencia eclipsa su valía. En su estado más sano, son empáticos y muy creativos.

5. El observador

Necesitar poco es uno de sus leitmotiv, amantes del conocimiento, intuitivos y sabios. Se caracterizan por la avaricia, porque no saldrán de su escondite hasta estar bien seguros de que tendrán suficiente energía, dan poco por miedo a ser pedidos después. Buscan la autosuficiencia. En su estado más sano, son desapegados y generosos.

Ads


6. El miedo

Suelen imaginar siempre los peores escenarios. Buscan la autoridad y el poder al mismo tiempo que huyen de ello. Ocultan un profundo miedo por lo que les pueda pasar. En su estado más sano, son valientes, leales y muy buenos compañeros

7. Huyen del presente, planificando múltiples futuros y lo hacen constantemente

Estas personas añoran poseer gula de experiencias en la vida. Como no se quieren perder nada, profundizan poco. Evitan el dolor en todas sus formas, son fóbicos al dolor o lo desagradable. En su estado más sano pueden estar muy presentes y se comprometen, son muy animadores, capaces de disfrutar del presente como nadie.

8. Aquellas personas que imparten justicia (a su modo).

Dividen el mundo entre fuertes y débiles. Su fijación es la lujuria o el exceso; tienen mucha autoconfianza, van por la vida necesitando ser fuertes y prevalecer sobre las circunstancias. Fuerte personalidad, y defensores de "los suyos" (El líder, el padrino). En su estado más sano, son protectores, ayudando al otro de forma magnánima y aportándole fuerza.

9. Los "pacificadores"

Los frena la pereza. Sobre-adaptados a los demás para evitar el conflicto los aleja de sus deseos, gustos y necesidades. Se funden con el entorno y les cuesta mucho expresar sus necesidades. Entienden todas las opciones y es muy difícil discutir con ellos, pues evitan como pueden el conflicto. En su estado más sano, son muy buenos mediadores.

Ads


En una terapia posibilita una explicación de nuestros sufrimientos y una guía de cómo trabajarlos, que es tan sencillo como aceptar que nuestro Ego tiene esas características. Nos posibilita mirar nuestra esencia y reconocerla, saber que en ella está todo el potencial que necesitamos para sanar aunque temporalmente necesitemos de ayuda y apoyo. Nos permite iluminar partes desconocidas o negadas de nosotros mismos. Esta luz a su vez nos abre a posibilidades infinitas del ser. Y nos acerca a nuestra verdadera esencia .Te sentiste identificado con algún eneagrama?